Maria Schneider ejerce de cabeza de cartel de Almerijazz y ofrece un concierto magistral en el Auditorio

Maria Schneider ejerce de cabeza de cartel de Almerijazz y ofrece un concierto magistral en el Auditorio

De las ocho citas de la amplia programación del Festival Internacional de Jazz ‘Almerijazz’, que despliega su programación a lo largo de diez días, del 3 al 12 de noviembre, era sin duda la más esperada y marcada en rojo pro todos los expertos de este género que levanta pasiones en la ciudad de Almería y provincia desde hace varias décadas. Avalada por su extensísima colección de reconocimientos, entre los que figuran 7 Grammy, y sobre todo por una trayectoria en la que ha desarrollado su talento en conciertos por todo el mundo y con composiciones que forman parte del legado del jazz y las big bands, la directora alemana Maria Schneider pisó en la tarde noche de ayer el escenario del Auditorio Municipal Maestro Padilla para dirigir a la Clasijazz Big Band, compuesta para la ocasión por un auténtico ‘all star’ a la altura de su batuta.

La Clasijazz Big Band estuvo compuesta por muchos de los mejores músicos del panorama andaluz y nacional, con nombres como la trombonista y cantante Rita Payés, el saxofonista Enrique Oliver, el trompetista Julián Sánchez, el pianista Daahoud Salim, el saxofonista y flautista Pedro Cortejosa o el acordeonista invitado Philippe Thuriot.

Almerijazz se desarrolla en el marco del otoño cultural puesto en marcha por el Área de Cultura, Tradiciones y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Almería, con la producción de Manantial de Músicas y con la colaboración de numerosas empresas y administraciones.

El alto nivel de las expectativas tuvo su correspondencia tanto en el elevado público congregado como, sobre todo, por la magistral cátedra que ofreció la alemana en un concierto donde compartió confidencias, influencias y también anécdotas sobre qué hechos habían inspirado alguna de las piezas que sonaron ayer con el lustre y empaque de una big band brillante, en un concierto que supero, descanso excluido, las dos horas de duración.

Dividido en dos bloques, la primera parte del concierto arrancó con “Choro Dançado”. Una pieza que Schneider compuso en su primer viaje a Brasil e inspirada por este tipo de música folclórica del país ya que, aunque los patrones armónicos no son cien por cien fieles, sí que contrapunto y ritmos se mueven en él, confiriendo al conjunto esa nebulosa propia de la música brasileña con influjos de latin jazz, con protagonismo para el acordeón junto a la parte cantada por Rita Payés. Con metales potentes y con compás de bulería, “Journey Home” dio salida esta vez a solos de guitarra, saxofón y trombón.

Para cambiar la dinámica, seguiría el concierto con “Sanzenin”. Una pieza mucho más tranquila, de inspiración japonesa en apariencia sencilla, pero con la dificultad de la contención y el saber transmitir el concepto de la meditación, contemplación y paz espiritual con las que fue concebida. El primer bloque del programa se cerró con “Coming About”, corte que daba título al quizá sea el disco clave, el que confirmó el ascenso meteórico de Maria Schneider a mitad de los años noventa.

Quizá por ello la segunda parte del concierto comenzaría con otra composición de dicho álbum, en este caso con “El Viento”, donde mostraría su devoción y admiración por Paco de Lucía ya que fue compuesta tras verle actuar en el Lincoln Center. Inspiración flamenca junto a elementos de música clásica se fundieron en una larga obra con riqueza de solos, especialmente brillantes los de trompeta. Siguiendo por la variedad y distintas atmósferas, le sucedió el blues menor de “Gumba Blue”, donde se ofrecieron los solos más orgánicos en gran conjunción con toda la banda.

Entrando en la recta final, Maria Schneider agradeció poder estar presente en Almerijazz e invitó a subir a escena a Pablo Mazuecos, que se sumó al piano en “Walking By Flashlight”, un tema inspirado por un poema del norteamericano y ganador del Pulitzer Ted Kooser y que reflejó esa naturaleza delicada y muy lírica. El cierre llegaría con “Hang Gliding”, tras una divertida anécdota sobre experiencias en ala delta, también en Brasil, una pieza con complejos pasajes de piano y guitarra, donde además brilló el solo de saxo tenor, interpretado con la fiereza de la excitación que da sobrevolar el paisaje en vuelo sin motor.

Como bis se añadiría una delicada revisión cantada por Rita Payés de “Over The Rainbow” que puso el bonito camino de baldosas amarillas a ritmo de un jazz hermoso, preciosista y triunfante.

Próximas citas

Las entradas para todo el festival están ya a la venta tanto en la taquilla municipal que está situada en el interior del Teatro Apolo como en la web del Área, https://almeriaculturaentradas.es/. Este nuevo relanzamiento del festival va acompañado de una web dedicada exclusivamente a toda su programación https://almerijazz.com/ donde se puede acceder a toda la información de una manera directa y sencilla.

Miércoles, 8 de noviembre, 21.30 horas, sala Clasijazz. Juan Saiz Quartet. (Juan Saiz al saxofón, Marco Mezquida al piano, Álex Reviriego al contrabajo, Genís Bagés a la batería).

Jueves, 9 de noviembre, 22.00 horas, Port Of Spain. Jam Session.

Viernes, 10 de noviembre, 20.30 horas, Auditorio. Andrea Motis Trío (con Andrea Motis en voz y trompeta, Josep Traver en la guitarra y Giuseppe Campisi al contrabajo).

Domingo, 12 de noviembre, 19.00 horas, Auditorio. Big Band Clasijazz con el proyecto de Dani Piedra, ‘Jazzing Pop 80’ Classics’.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Flovit.co Identidad Digital.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.